Blogia
OsAkA 2oo7 XI MuNdIaLeS De AtLeTiSmO

EL 400 SEGÚN SAN WARINER

EL 400 SEGÚN SAN WARINER

El “chico malo” de Texas no tiene rival en la vuelta a la pista. O si, Johnson y sus 43.18 de Sevilla 99, lo único que Wariner no pudo superar en el triplete USA.

 Era la última recta cuando aparecía Jeremy Wariner encabezando la manada de cuatrocentistas, un blanco entre negros (y un sueco), ahí estaba “pookie” abriéndose camino entre compatriotas negros cuando vio la meta de frente. Antes habría superado la peor salida de los ocho finalistas, un handicap. Pero si no brillo en la primera gran curva, su luz blanca se fue encendiendo en contrarrecta mientras cogía la compensación al galo negro Leslie Dijone. Ya iban 200 metros. Más Wariner pero más rivales motivados, sus compañeros de selección estadounidense, y unos segundos después de podio, a saber: LaShawn Merrit y Angelo Taylor. Pero la última curva se enderezaba cuando los de las calles exteriores, el sueco Wisman y el bahameño Brown no podían con el poder de “pookie” y hundían su esfuerzo en la compensación de Jeremy. Allí ya entraba primero pero con peligros, otro poquito mas, resistencia a la velocidad mantenida de 400 metros y el titulo volvería a ser suyo. Imperial fue sacando metros y su blanca luz destellaba hasta dañar. Pim, pam zancada y otra más, fácil, suave, sin problemas. Bordo la mejor carrera de su vida (43.45)…hasta el momento. Porque de él se espera (hoy en la ultrarrápida, o eso dicen, pista de Osaka podía ser el momento) el record de la prueba que tiene Michael Jonhson, el hombre de las botas de oro. Batió los 44.50 con los que llegaba. “Aquí machacare la plusmarca” se atrevió a pronosticar antes, se quedo entre medias, de él y de Jonhson. Entre medias quiere decir la tercera mejor marca de la historia. Pero el segundo no merece tanto eclipse porque siguiendo la gran liebre blanca pasó por primera vez la frontera de los cuarenta y cuatro (43.96). Ya dijimos, Merrit. Tres banderas de barras y estrellas se alzaron a la vez. Tercer triplete del mundial. Los 400 son territorio USA desde tiempos inmemoriales (Reynolds, Jonson,Young…). Pero Wariner es blanco, a diferencia de los demás. Una luz blanca adornada con colgantes, pendientes y gafas ultrasónicas que le aparentan look de “chico malo” .Un campeonato olímpico, dos mundiales, es Jeremy Wariner.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres