Blogia
OsAkA 2oo7 XI MuNdIaLeS De AtLeTiSmO

DONALD THOMAS, CUESTION DE ALTURA

DONALD THOMAS, CUESTION DE ALTURA

Es bahameño, tiene 23 años y un gran futuro en el salto de altura masculino. Gano con 2.35  metros, una marca standard en la prueba ahora mismo. Tan usada que fue utilizada por el segundo (Rybakov, ruso) y por el tercero (el chipriota, histórico metal para el país de Ioannou) y fue mejor marca de la temporada. Y no muy brillante porque el record del cubano Sotomayor en Salamanca con doce años de vigencia esta diez centímetros por encima. La final no pasara a la historia por el nivel, los saltos masculinos no pasan su momento mas glorioso. El gran derrotado de la jornada fue el sueco Stefan Holm, campeón en las últimas citas y cuarto en esta tras un concurso limpio hasta su fallo en la altura fatídica. Al final se quedo con 2.32. Le siguieron el checo Janku y el cubano Moya con 2.30. La otra decena de participantes ni siquiera supero la altura con la que habían calificado.

Pero centrémonos en el podio de la prueba. Ioannou se dejo un nulo en 2.30, otro en 2.33 y el último en 2.35 antes de intentar sin éxito dos metros más. Rybakov lo hizo mejor y solo sembró dudas en su última altura valida. Fue Thomas el que hizo el concurso más sucio ya que fallo hasta cuatro intentos en su camino ascendente hacia el oro. De menos a más. Todo por su técnica peculiar (mueve las piernas de forma extraña, por separado). ¿Pero por que empezamos alabando a Donald Thomas con todos estos inconvenientes? Gano porque fue el único, a pesar de todo, que supero la nombrada altura a la primera. ¿y su fea técnica, su saco de nulos? Todo esta perdonado pues el bahameño empezó en esta prueba hace poco más de ¡un año! Fue en la universidad estadounidense donde practicaba baloncesto cuando un amigo le reto a probar un salto de altura en una noche de juerga. Era febrero de 2006 y Donald acepto la apuesta gamberra. 2.21 y sus amigos boquiabiertos. Eso en el primer salto de su vida, haciendo volar por los aires todos los principios técnicos, todas las lógicas. Donde otros llegan tras mucho entrenamiento él se planto a la primera. Todo fuerza, todo cualidades innatas para esto. Se puso a entrenar altura y ya participo en los Juegos de la Commonwealth siendo cuarto con 2.23 el año pasado. Después todo seria la mítica reunión de Salamanca, templo sacrosanto de la altura gracias a Sotomayor, y hoy, con la misma marca. ¿Dónde están los límites de este bahameño de equipación azul celeste? Hasta ahora solo es un saltador mas, pero de trayectoria breve y espectacular. Por eso la marca de Sotomayor puede empezar a peligrar. De momento es campeón del mundo. Recuerden su nombre, Donald Thomas. 

PERRY, OHUROUGU Y DIETZSCH TAMBIEN CAMPEONAS

La otras finales de la jornada fueron femeninas. La primera fue la de disco femenino donde la alemana Franka Dietsch impuso su tiranía desde el primer lanzamiento (66,61 metros) y después solo tuvo que cumplir con el concurso de forma regular e incluso hacer nulo su ultimo lanzamiento. Nadie inquieto a la alemana en su revalida del mundial de 2005. Ni siquiera, la rusa Pishchalnikova (65.78 en su quinto intento) o la mas irregular cubana Yarelis Barrios (63.90), haciendo marca personal, es decir, el mejor lanzamiento de su vida. Como premio, un cajón en el podio.

La estadounidense Michael Perry se quedo a dos centesimas de su mejor registro de este año, que lidera el ranking (12.46) pero la basto para imponerse en los 100 metros vallas a la canadiense Felicien (12.49) y a la jamaicana Ennis-London que pese a su veterania (32 años) realizo la mejor carrera de su vida en cuanto a tiempo parando el cronometro en 12 segundos y 5 décimas. Con ellas otras dos estadounidenses y una jamaica, aunque delante (cuarta) la campeona europea sueca, Susana Kallur (12.51)

Las féminas también decidieron la vuelta a la pista con una importante ausencia, Sanya Richards, que pago cara una enfermedad en los Trials de junio. EEUU también perdió un oro que parecía seguro pero su sistema de clasificación es inabordable. La federación “yankee” no hizo ni una excepción lógica que les habría resultado rentable. La mejor sin su líder fue Deede Troter, quinta, 50.17. Al menos el campeonato fue para un pais anglosajon. En una carrera llena de sorpresas la britanica Ourougu (49.61 s), que llegaba como quinta favorita a la final, robo el titulo en un sprint precioso a su compatriota Nicola Sanders (49.65) y a la jamaicana Novlene Williams (49.66), que llego justo a tiempo de subirse al podio impidiéndoselo a Ana Guevara. La mejicana, que no se había bajado de ningún podio importante desde los Juegos de Sydney 2000, se tuvo que conformar con la medalla de chocolate perjudicada por correr en la calle 9. Como dato, las dos primeras hicieron la mejor carrera de su vida, las dos segundas la del año. 

Rodeando la fatídica final del 1500 pudimos ver en acción en cuanto a horario pudimos ver a Jeremy Wariner y a Tyson Gay meterse un sus finales del 200 y del 400 sin problemas. Tanto, que al ver su altísimo ritmo decidieron volver a frenarse cómicamente en los últimos metros. No bajar de 44 ni de 20 segundos era la consigna. Si Michael Jonson debe preocuparse que lo haga en la final, debieron pensar.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres